Tomar la formación de profesores de yoga accesible de Warrior Flow School es una de las mejores cosas que he hecho por mí misma.

El contenido es excelente. Me encanta el formato en línea de seis meses porque se ajusta a mi vida ocupada. También me da tiempo para internalizar las lecciones y establecer una práctica más constante.

Tengo 61 años, y nunca habría hecho esto si no fuera por el enfoque accesible e inclusivo del yoga que encontré con Adrian Molina.